¿Por qué un colegio de
metodología Montessori?

  • Estamos convencidos de que el Sistema Montessori enfatiza el desarrollo social y evolutivo a través de grupos de diversas edades. Además, desarrolla estructuras cognoscitivas y el autocontrol; fomenta la exploración, la disciplina interna, la participación activa y práctica para formar niños independientes, libres y apasionados por aprender.

    Papás, los invitamos a leer a continuación en qué consisten los Cuatro Pilares Montessori en los que basamos nuestra filosofía de trabajo:

    La mente absorbente del niño
    La mente de los niños es única: es capaz de absorber conocimientos de manera inconsciente, es decir, que de manera natural toman su ambiente y aprenden a adaptarse a la vida con alegría.

    Periodos sensibles
    Son los periodos de edad en los que el niño adquiere habilidades con facilidad. Son periodos que atraen el interés del niño a una parte específica de su ambiente (matemáticas, lenguaje, vida práctica o sensorial). Estos periodos son pasajeros e intensos y las habilidades que adquiera de manera natural en tal periodo determinan su carácter. Algunos periodos sensibles son:

    • Lenguaje de cero a seis años.
    • Sentido del orden de cero a seis años.
    • Escritura de tres a cuatro.
    • Sensibilidad para la lectura de números de cuatro a seis años.

    Periodos sensibles

  • Ambiente preparado
    Es un espacio organizado cuidadosamente para el niño y que toma en cuenta dos factores: el entorno y el material. María Montessori comprobó que con un ambiente organizado que permita al niño escoger su material, él mismo se abre el camino para el desarrollo de su ser.

    En este lugar el niño fomenta su autoaprendizaje, su desarrollo social e intelectual, siempre con orden y seguridad, lo que le permite crecer sin la asistencia y la intervención de un adulto.

    El material se organiza de manera secuencial y en áreas de trabajo (matemáticas, lenguaje, vida práctica y sensorial) con mesas adecuadas al tamaño de los niños y con áreas abiertas.

    El adulto
    En la filosofía Montessori el adulto es la Guía del niño, quien le enseña el ambiente de forma respetuosa y cariñosa mostrándole sólo directrices. Es un observador consciente que también está en continuo aprendizaje y desarrollo personal.

    El adulto ayuda al niño a ayudarse, a amarse, a respetarse, cultiva la humildad y construye la confianza; aprende de él y juntos forman la comunidad en el ambiente.

    Sección de preguntas frecuentes

¿Qué es la educación Montessori y cómo aplicarla en la casa?

Descarga nuestra guía en PDF