Juegos de respiración y de soplar

Lo principal para poder desarrollar el soplo y tener un diafragma flexible es la habilidad de tomar aire.

Renilde Montessori Xaltepec twitter

Aunque no lo parezca, el control de la respiración es muy importante para el desarrollo de un niño. El control de la respiración implica inhalar una buena cantidad, de aire, contenerlo, exhalarlo con distintas intensidades y direcciones, entre otras características.

 

Estas habilidades ayudan a que el niño se haga consciente de su respiración, ayudan a que se ejerciten los músculos de la boca, el diafragma, y algunos órganos que contribuyen al habla.

 

Para que tu niño de entre 2 y 3 años pueda lograr estos objetivos, te dejamos aquí 4 actividades que puedes implementar en casa de manera fácil, práctica y divertida.

 

Ejercicio 1: Las frutas

 

Lo principal para poder desarrollar el soplo y tener un diafragma flexible es la habilidad de tomar aire. Para ello podemos presentarle al niño varias frutas completas, con cáscara. Al momento que las vamos presentando, le pediremos que repita su nombre y que huela la fruta lo más que pueda.

 

Además de desarrollar su olfato y su diafragma, estará relacionando muy al estilo Montessori los nombres de las frutas con su textura, su olor y tamaño.

 

Ejercicio 2: El rehilete

 

Preséntale a tu pequeño uno de estos juguetes para que aprenda a soplar y se dé cuenta, al estilo Montessori, de si el aire que expulsa es suficiente para hacer que gire el molinito. Pídele que acerque a su boquita (con cuidado) para soplar, o que lo aleje, para que conozca el efecto que se produce con la distancia.

 

Ejercicio 3: El popote

 

Preséntale al niño un popote, cuadritos pequeños de papel china o de papel de baño y listones o cintas. Pídele que haga bolitas los cuadros de papel. Una vez terminadas unas 5 bolitas, coloca en una superficie a su alcance las tiras para marcar un camino. Después, explícale que deberá soplar por el popote para guiar las bolitas al otro lado del camino que trazaste.

 

Puedes ir agregando dificultad con papel más grueso y con caminos curvos. Con este ejercicio también desarrollará la potencia de su soplo y se divertirá guiando las bolitas.

 

Ejercicio 4: El partido de fútbol

 

Para este juego debes hacer un tablero que simule una cancha de futbol. Puede ser uno de los lados más extensos de una caja de cereal pintada de verde. Puedes agregarle las líneas blancas que lleva una cancha de futbol. En cada extremo coloca un recipiente pequeño que simule la portería.

 

El juego es para dos niños y consiste en que le soplen una bolita de unicel dentro de la cancha para guiarla hacia la portería contraria. Este juego se recomienda después de haber practicado los anteriores, pues combina las habilidades adquiridas en ellos: la guía del soplo, la intensidad y la resistencia.

 

Inténtalo y cuéntanos qué observaste, qué te gustó y qué observaste en tu niño.

 

 

 

 

COMENTA
Nombre:
E-mail:
Comentario:
Código de Seguridad: Imagen de seguridad
No hay comentarios
El contenido de los comentarios son responsabilidad exclusiva de su autor y no representan en ningún caso la opinión del Colegio Montessori Xaltepec

¬ŅQu√© es la educaci√≥n Montessori y c√≥mo aplicarla en la casa?

Descarga nuestra guía en PDF