Chat

¿Cómo saber si eres sobreprotector?

Cuando un niño tiene padres sobreprotectores pierde la oportunidad de elegir y de aprender por sí mismo.

Renilde Montessori Xaltepec twitter

La sobreprotección es uno de los males más comunes que presentan los padres. Se trata de una reacción inconsciente que coarta la libertad de los niños. María Montessori buscaba que el niño fuera libre dentro de límites marcados por los adultos guías, fomentando su autonomía.

 

Pero cuando un niño tiene padres sobreprotectores pierde la oportunidad de elegir y de aprender por sí mismo. Incluso dudan de sus capacidades y se vuelven inseguros, tímidos y dependientes. Así, cuando crecen, son adultos sin iniciativa y con baja autoestima.

 

Si quieres saber si eres sobreprotector, revisa estos puntos:

 

1. Andas siempre atrás del niño

Si eres de los que anda todo el tiempo vigilándolo y diciéndole que “no” a todo, eres sobre protector. María Montessori decía que un niño debe tener espacios de libertad donde pueda jugar, curiosear o trabajar libremente. El adulto no debe interrumpir ni prestar ayuda hasta que el niño lo pida.

 

2. Respondes por él

Quizás te hayas dado cuenta que cuando le preguntan algo a tu hijo, cuántos años tiene, tú eres el primero en responder. El mensaje que los niños reciben con esta actitud es que: o son incapaces de contestar por sí solos, o esa es una tarea que los papás hacen, sin saber hasta cuándo. Por ello cuando crecen se vuelven dependientes de otros.

 

3. Te anticipas a lo que pueda necesitar

Antes de que tu hijo te pida agua, ya se la estás extendiendo. Antes de que tu hijo te diga que quiere ese juguete, ya se lo estás comprando. Incluso cuando salen llevas un sinfín de fruta y juguetes y ropa para que “no sufra”. Tu hijo debe aprender a aburrirse, a tener hambre ya ensuciarse. Es parte de la infancia y del autoconocimiento. Sólo piensa que cuando crezca nadie estará ahí para salvarlo. Tiene que aprender a pedir las cosas que necesita y a buscarlas.

 

4. Lo llenas de actividades

Esto también es un síntoma de sobreprotección. Los papás que llevan a sus hijos a clase de inglés, después a computación, mañana a música, a natación el fin de semana y clases de pintura, están ahogando a sus hijos. Es importante acercar a nuestros hijos a las diferentes disciplinas, sí. Pero de forma natural y no obligada. Llenarlos de actividades para que aprendan varias habilidades es una inseguridad nuestra. Es decirles que son tan inútiles que no podrán aprender nada de ello por sí mismos. Entonces los llevamos a clases y clases sin que lo disfruten. No les robemos su infancia de esa manera.

 

La mejor forma de combatir la sobreprotección es conociendo la filosofía Montessori. Ella nos ayudará a dejar a nuestros hijos más libres y nos ayudará a quitarnos una gran carga de estrés. Los hijos son un regalo, no un peso más sobre los hombros. Si quieres conocer más sobre la filosofía, acércate al Colegio Montessori Xaltepec.

COMENTA
Nombre:
E-mail:
Comentario:
Código de Seguridad: Imagen de seguridad
No hay comentarios
El contenido de los comentarios son responsabilidad exclusiva de su autor y no representan en ningún caso la opinión del Colegio Montessori Xaltepec

¿Qué es la educación Montessori y cómo aplicarla en la casa?

Descarga nuestra guía en PDF