La pasión por el futbol y Montessori

Recordemos que los hijos aprenden de nuestros actos más naturales

Renilde Montessori Xaltepec twitter

En estos días de futbol los hombres y muchas mujeres nos desvivimos frente a los partidos. Reclamamos, brincamos, besamos la camiseta, gritamos y hasta lloramos. Todo muy padre. Pero ¿qué pasa con los pequeños al vernos en este mar de emociones? ¿Qué ven ellos es nosotros y qué aprenden de ello?

 

Uno de los aspectos más importantes en la educación Montessori es el diálogo. Explicar a los niños todo suceso que pueda impactarles o que llame su atención les ayuda a comprender el mundo. ¿Le has preguntado a tu hijo qué opina del futbol? ¿o qué opina de nuestras reacciones?

 

Pues bien, para que clarifique su experiencia es importante hablar con él sobre este suceso. Y además, de platicarle por qué es tan emocionante es prudente explicarle estos puntos:

 

Es sólo un juego. Los países juntan a sus mejores jugadores para ir a divertirse y esto emociona a mucha gente. Pero los que ganan deben ser respetuosos. Igual que los que pierden. Y es un buen momento para explicar las actitudes buenas y malas de los jugadores como ejemplos.

 

Los países son iguales. Que un equipo gane un partido no lo hace mejor país. Que un equipo le gane a nuestra selección no lo hace un país malo. Simplemente son personas que entrenan y juegan. Pero 11 personas no nos dicen nada de sus costumbres, las bellezas de sus países ni de la hermosura de su gente. Este espacio puede ser un buen momento para mostrarles elementos representativos de algunos países.

 

Puede decidir su equipo favorito. Que sea de México no quiere decir que no apoye a Alemania, por ejemplo. Es bonito cuando otros países apoyan a equipos extranjeros. Incluso en el futbol local, que su papá le vaya a un equipo, el hijo puede elegir a su favorito por los colores, por sus jugadores o por el lugar. Nada de eso importa realmente. Y cual sea su decisión se le va a respetar.

 

Las emociones son pasajeras. Aunque se nos salga una mala palabra, o aunque le gritemos al árbitro, realmente no pensamos herir al otro. Debemos ser cuidadosos en esto para fomentar el respeto en todo momento. Recordemos que los hijos aprenden de nuestros actos más naturales. Y está bien, somos humanos y podemos tener reacciones fuertes, pero por ello la explicación es muy importante.

 

Sigamos disfrutando en futbol pero apliquemos Montssori incluso en este evento. Realmente en todo momento podemos ser unos padres Montessori mientras dialoguemos abiertamente con nuestros hijos.

 

COMENTA
Nombre:
E-mail:
Comentario:
Código de Seguridad: Imagen de seguridad
No hay comentarios
El contenido de los comentarios son responsabilidad exclusiva de su autor y no representan en ningún caso la opinión del Colegio Montessori Xaltepec

¿Qué es la educación Montessori y cómo aplicarla en la casa?

Descarga nuestra guía en PDF