Frases que forman niños en adultos incapaces

Estas son solo algunas de las frases nocivas que debemos evitar.

Renilde Montessori Xaltepec twitter

Los padres tenemos una gran responsabilidad sobre los hijos. No sólo se trata de alimentarlos, cuidarlos y llevarlos al colegio. Hay pequeños detalles que son muy importantes y que pueden marcar la diferencia. Por ejemplo, las frases que decimos a nuestros pequeños cuando estamos estresadas, enojadas o hartas.

 

Aquí te decimos algunas de ellas y sus consecuencias al repetirlas constantemente.

 

Ya deja de chillar/enojarte/reír

 

Existe una gran diferencia entre controlar las emociones y reprimirlas. Al decirles seguido que dejen de mostrar sus emociones, aprenden a que es mejor callarse.

Consecuencia: adultos que no se divierten, que no aman o que no expresan su tristeza. Son los que conocemos como “amargados”. Y la ciencia y la psicología han descubierto que reprimir las emociones daña la salud física además de la emocional.

 

Eres muy tonto/bobo/no hagas tonterías

 

Esta es una humillación. María Montessori nos recuerda que los niños no nacen sabiendo todo. Y si el niño lo logra algo es porque necesita un espacio adecuado, tiempo para hacerlo una buena guía adulta. Nunca juzgues a los niños.

Consecuencia: adultos con inseguridad, con miedo de hablar o de estar frente a otras personas por miedo a parecer tontos o ser juzgados.

 

¿Por qué no eres como tu hermano/tu amigo/tu primo?

 

Todas las personas son diferentes. Todos tenemos distintos periodos de aprendizaje, distinta personalidad, diferentes necesidades. Comparar al niño crea en él un conflicto que disminuye su autoestima por creerse insuficiente.

Consecuencia: adultos manipulables que con tal de agradar a los demás dejan que los controlen. Adultos inseguros que desean ser como las celebridades o que se valoran poco.

 

Estamos sacrificando tal cosa por ti y tú no respondes

 

Es obligación de los padres dar alimento, un techo, ropa y educación a los hijos. Se hacen ciertos sacrificios como padre o madre, es verdad. Pero nunca echemos en cara lo que hacemos por ellos, ¿no se supone que lo hacemos por amor y que el amor es incondicional?

Consecuencia: adultos que piensan que ellos son el inicio de los problemas de quienes los rodean.

 

Estas son solo algunas de las frases nocivas que debemos evitar. Por fortuna hay cada vez más información y más conciencia, por lo que la labor educativa no es algo completamente desconocido. Educa a tu hijo con amor, comprensión y paciencia.

 

COMENTA
Nombre:
E-mail:
Comentario:
Código de Seguridad: Imagen de seguridad
No hay comentarios
El contenido de los comentarios son responsabilidad exclusiva de su autor y no representan en ningún caso la opinión del Colegio Montessori Xaltepec

¿Qué es la educación Montessori y cómo aplicarla en la casa?

Descarga nuestra guía en PDF