El león, el camello y el niño

Un pequeño se da cuenta cuando hay problemas en casa, a pesar de que los padres traten de ocultarlo

Renilde Montessori Xaltepec twitter

Sabes que en algún lugar o en alguna etapa extraviaste a tu niño interior. Sabes que ya no está tan vivo como antes y te preocupa que tu hijo también lo pierda. Tratas de cuidarlo, de conservar la preciada inocencia pero de un momento a otro parece que algo salió mal. A veces somos los mismos padres los que diluimos la infancia de nuestros pequeños.

Para saber en dónde queda esa niñez vamos a usar la conclusión de un filósofo alemán de apellido Nietzsche. Ese filósofo trataba de comprender la naturaleza humana y las complicaciones del hombre, así que después de varias meditaciones decidió catalogar las actitudes humanas de tres formas: las actitudes de león, de camello y de niño.

Este filósofo nombró al hombre ‘león’ cuando alardea. La presunción es una característica de los hombres que más bien tienen complejos de inferioridad. Cuando un niño escucha a sus padres presumir su inocencia se debilita al pensar que hay hombres mejores que otros. Y aprende que el mejor hombre es aquél que tiene o que miente para asombrar a los demás.

Por otra parte, el hombre toma personalidad de camello cuando carga en las espaldas grandes preocupaciones. Un pequeño se da cuenta cuando hay problemas en casa, a pesar de que los padres traten de ocultarlo. Entonces comienza a hacerse preguntas y muchas veces a culparse de esos problemas. Así conoce el estresante mundo adulto prematuramente.

En cambio, el hombre que mantiene una actitud de niño es el hombre que está más cerca de la felicidad. Un niño no tiene preocupaciones, no tiene posturas ni pretende sobresalir. Un niño es libre, expresa sus emociones y dice las cosas claras. Es curioso, se cuestiona y ama el aprendizaje. Esa es la actitud que deberíamos tener los adultos. Pero se nos olvida. O hacen que lo olvidemos.

Por suerte, la filosofía Montessori no sólo ayuda a que los niños mantengan ese espíritu. También ayuda a que los padres recuerden un poco ese niño interior que les sirva de guía en la educación de sus pequeños.

 

COMENTA
Nombre:
E-mail:
Comentario:
Código de Seguridad: Imagen de seguridad
No hay comentarios
El contenido de los comentarios son responsabilidad exclusiva de su autor y no representan en ningún caso la opinión del Colegio Montessori Xaltepec

¬ŅQu√© es la educaci√≥n Montessori y c√≥mo aplicarla en la casa?

Descarga nuestra guía en PDF