Chat

Deja que lo haga solo

Se trata de hacer la observación de lo que es incorrecto en medio de elogios.

Renilde Montessori Xaltepec twitter

Como padres queremos lo mejor para nuestros hijos. Procuramos estar con ellos y acompañarlos en cada momento importante: cuando diga por primera vez ‘mamá’, cuando de su primer paso, en su primer día de escuela, en sus graduaciones y en cada etapa significativa. Nos llena de orgullo ver que nuestro pequeño crece y queremos compartir esa felicidad con él.

Para cumplir cada una de esas etapas, nuestro pequeño aprende. Desarrolla sus capacidades y hace su mejor esfuerzo intentando y ensayando para que su aprendizaje sea bueno. Pero a veces como adultos se nos olvida este proceso y podemos llegar a lastimar a nuestro hijo al presionarlo de manera inadecuada.

Si queremos evitar que nuestro hijo tenga una baja autoestima o que sea dependiente, los primeros que tenemos que pasar por un proceso de aprendizaje somos los padres. Tenemos que comenzar por recordar que las veces que intente una actividad, como amarrarse las agujetas, bañarse, incluso hasta aprender a hablar le lleva un tiempo distinto a cada niño.

Después, tenemos que aprender a tener paciencia, y sobre todo, dejar que nuestro hijo practique, que lo haga solo cuantas veces sea necesario. Los adultos andamos siempre apresurados y a veces no dejamos el tiempo suficiente a los niños para que practiquen. Y lo que es peor, en ocasiones llegamos a decirles cuán mal hacen las cosas. ‘¡Mira nada más cómo te peinaste!’, decimos.

¿Qué hacer entonces? Pues bien, podemos aprender una técnica que usan los guías en el sistema Montessori para no desalentar a los infantes. Se trata de hacer la observación de lo que es incorrecto en medio de elogios. Por ejemplo, si tu pequeño está aprendiendo a usar la cuchara, en vez de decirle ‘así no se toma la cuchara’, puedes decirle: ‘Veo que ya usas mejor la cuchara, pero la forma en que lo haces puede ser complicada. Intenta de esta otra forma, seguro lo harás bien’.

Ahora que has aprendido esta técnica, dale tiempo a tu pequeño y no desesperes. Poco a poco te darás cuenta que esta manera de responder te ayudará a aplicar los fundamentos de la filosofía Montessori, lo que te ayudará a guiar mejor a tu pequeño en casa.

 

 

El contenido de los comentarios son responsabilidad exclusiva de su autor y no representan en ningún caso la opinión del Colegio Montessori Xaltepec

¿Qué es la educación Montessori y cómo aplicarla en la casa?

Descarga nuestra guía en PDF