Chat

Mi hijo de 1 año tiene novia

¿para qué darle a los niños esa información que no están listos para procesar?

Renilde Montessori Xaltepec twitter

En esta época de fiestas siempre hay un momento incómodo provocado por algunos familiares. No falta la tía que le pregunte a alguien “¿y para cuándo te casas?” seguido de un silencio incómodo…

Pero los adultos no son los únicos que pasan por esos momentos bochornosos. Los niños también la sufren y bastante, papás.

Hace unos días, en una reunión familiar, andaba por ahí un chiquillo de curioso con los adornos de navidad. Y una de las tías, para que “no fuera a romper nada el travieso”, le habló y le preguntó muy pícara: “Oye, Marianito, ¿tienes novia?”. El pobre niño se puso colorado, respondió que sí y se fue corriendo a los brazos de su mamá.

Ese tal Marianito tiene 5 años. Los niños de 5 años no saben qué es tener una novia. Quizás tienen una idea porque los adultos impertinentes les inculcamos el tema desde pequeñitos, o tienen idea porque lo ven en las caricaturas o lo escuchan de no sabemos dónde.

Pero, papá, mamá, ¿te has preguntado qué tan sano es imponerle este tema a los niños? Con este texto sólo pretendo que hagas una reflexión y que decidas qué pensar sobre el tema.

Es muy común ver a las amigas, por ejemplo, que tienen bebés de edades similares. Y mientras una bebé tiene meses de nacida, un niño de 1 año ya es obligado por las mamás de ambas a que le dé un besito porque es su novia. ¿Es verdad que estamos diciéndole a un niño de 1 año que una bebé es su novia?

Algunos dirán que el niño no entiende la situación. Pero si esta actitud tienen la madres cuando los chiquillos son bebés, imaginemos la situación que vivirán cuando estén más grandecitos, ¿les dirán que se tomen de la manita o que se den un besito en la boca?

María Montessori nos recuerda que los niños absorben mucha información que los rodea. Si a un niño de 3 años le hablan de noviecitas, se irá formando una idea chueca de lo que es el noviazgo, pensará “Ah, tener novia es darle besos a las niñas”.

Papás, pensemos: ¿para qué darle a los niños esa información que no están listos para procesar? Ellos deben ocupar su tiempo en jugar, en aprender los colores, en aprender palabras nuevas, en reconocer su cuerpo. El noviazgo vendrá años más tarde, en la pubertad o adolescencia.

Ahora bien, si nuestro hijo o hija estando pequeños, nos hablan del noviecito o noviecita, podemos explicarles que eso es cosa de adultos y que ahora pueden tener muchos amigos y amigas. También les podemos explicar que a veces verán a unas niñas más bonitas que a otras, pero que eso es normal.

Papá, mamá: someter a nuestros hijos pequeños a los temas de noviazgo, y más aún si a nuestros hijos les causa vergüenza, es faltarles al respeto. Fomentarles eso antes de tiempo es faltarle el respeto a su inocencia, a su madurez, a su evolución. Si aceptan que alguien de la escuela les gusta y nosotros lo tomamos como burla o tema familiar, estamos faltando el respeto a su intimidad.

Esto es lo que yo opino. Me baso en las recomendaciones de María Montessori para opinar que esto es lo mejor para nuestros niños, pues ella recomendaba el respeto hacia el niño ante todo. Pero si tú, mamá, papá, crees que este tema no afecta en lo mínimo a los niños, tienes la libertad de pensarlo.

¿Tú qué piensas al respecto?

 

El contenido de los comentarios son responsabilidad exclusiva de su autor y no representan en ningún caso la opinión del Colegio Montessori Xaltepec

¿Qué es la educación Montessori y cómo aplicarla en la casa?

Descarga nuestra guía en PDF